google my business

3.1 – Promociónate de forma localización

Índice

Consigue más relevancia gracias a una buena estructura

La analítica web puede darte las claves de lo que la gente hace o deja de hacer en tu sitio web. En este vídeo aprenderás:

  • El tipo de información que te proporciona la analítica web.
  • A interpretar dicha información.
  • Lo fácil que es empezar con esto.

Iremos más allá de lo que es la analítica web para obtener una visión general de los tipos de datos que te puede proporcionar y una muestra sobre cómo ejecutar analíticas tú mismo.

¿En qué consiste exactamente la analítica web? Se trata de analizar los datos recopilados en tu sitio web para proporcionarte información sobre tu negocio.

Existen muchas herramientas analíticas online que realizan múltiples funciones y, dado que acabamos de empezar, nos centraremos en los conceptos básicos y hablaremos de las diferentes formas en las que la analítica web puede ayudarte con independencia de las herramientas que utilices.

La analítica web te ayudará proporcionándote datos. En primer lugar, vamos a ver los distintos tipos que existen:

Una «métrica» es básicamente cualquier cosa que se pueda medir; las «visitas únicas» son un buen ejemplo, y el «tiempo en el sitio web» otro. Si vendes productos en tu sitio web, podrás obtener un recuento del dinero que ganas o de las unidades que has vendido de un determinado artículo. Si tu objetivo es que los usuarios lean el contenido de tu web, podrás saber el número de veces que alguien visualizó una publicación de tu blog o el tiempo que pasó en el mismo. Este tipo de datos son «métricas».

A continuación, lo más común es que analizaras las métricas por medio de lo que llamamos «dimensiones», aunque volveremos sobre este concepto más adelante.

Cuando usas por primera vez la analítica web, puede que tengas la sensación de sumergirte en un océano de métricas, pero te acostumbrarás muy rápido a manejar toda esta información.

¿Qué puedes hacer con ella?

Puedes usar las herramientas analíticas para obtener más información sobre los visitantes de tu página.

Digamos que alguien realiza un pedido, consulta la dirección física de tu negocio, rellena el formulario de contacto o hace alguna otra cosa cuando visita tu web que te interesa. Esta acción se conoce como «conversión».

Las herramientas analíticas pueden indicarte la «tasa de conversión», o la cantidad de visitas a la web que luego cumplen alguno de tus objetivos. Esto cambia en función de dónde vienen, si habían estado allí antes o incluso el tipo de dispositivo que están utilizando.

Fijémonos en este último aspecto: si sabes en qué dispositivos funciona mejor tu sitio web, podrás identificar sus puntos fuertes, así como las áreas en las que debes mejorar.

Te darás cuenta de que en ese ejemplo estábamos comparando las «métricas» de conversión o las tasas de conversión, pero estábamos desglosando los datos por el tipo de dispositivo utilizado. Los datos del «dispositivo» que estábamos recopilando es lo que llamamos «dimensión» y, como lo prometido es deuda, es hora de hablar de esta cuestión.

Generalmente, una dimensión es cualquier tipo de dato que puedes utilizar para describir con palabras algo a lo que le estás haciendo seguimiento.

Estas incluyen información como el tipo de dispositivo, los navegadores que utilizan las visitas, su ubicación geográfica y mucho más.

Al recopilar tus métricas y «clasificarlas» por dimensiones es posible dar respuesta a preguntas muy concretas y detalladas sobre tu negocio como «¿qué dispositivos utilizan más las personas que cumplen los objetivos de mi web?». Y esa es solo una de las muchas preguntas a las que puede dar respuesta la analítica web.

¿Quieres saber a qué hora del día visita tu página la mayoría de la gente? Recopila la métrica de tus «visitantes» y analízala por la dimensión «hora del día».

¿Y cómo saber qué campañas de marketing están consiguiendo el mayor número de ventas? Recopila la métrica de tus «conversiones» y analízala por la dimensión «campaña».

Conforme te sumerjas en tus propios informes de analítica web, podrás consultar todas las métricas y dimensiones que estás llevando a cabo, y podrás combinarlas y clasificarlas para responder a las preguntas que más te importan.

Si aún no has utilizado ninguna herramienta analítica, selecciona una de ellas e instálala; la mayoría se instalan de forma muy similar.

En primer lugar, tendrás que copiar y pegar un código especial que te proporcionará la propia herramienta analítica en tus páginas web. A continuación, mientras estas herramientas estén haciendo un seguimiento de un montón de cosas por su cuenta, es posible que desees configurarlas y rastrear aspectos específicos para la consecución de los objetivos de tu negocio.

Esperamos que te entusiasme la cantidad de datos que puedes obtener de las herramientas de analítica web. Se trata de otro importante recurso de tu arsenal online, pero si todo esto te parece demasiado, no te preocupes.

Si sigues nuestros tutoriales, te explicaremos toda la terminología y los conceptos básicos sobre cómo se puede utilizar la analítica web para medir la repercusión de tus acciones en el mundo digital. También te explicaremos cómo saber si los visitantes se convierten en clientes reales y cómo saber qué tipos de visitantes representan un mayor rendimiento. Además de eso, incluso te contaremos cómo usar la analítica web para medir y mejorar tus campañas tanto de pago como gratuitas en buscadores.

Qué significa "local" en el mundo digital

Cómo puedes hacer que tu negocio aparezca en las búsquedas locales Google My Business, Bing o Yahoo! Local

Y, por último, te presentaremos a una pareja ideal: el marketing local y los dispositivos móviles.

El poder de los directorios locales

Una de las principales ventajas de tener un negocio online es que el marketing digital te permite medir una gran cantidad de información. La analítica web te proporciona información acerca de cómo llegan los visitantes a tu sitio web, qué hacen y cómo puedes aumentar su interés para «convertirlos» en clientes. En este vídeo trataremos:

  • Por qué la analítica web es la espina dorsal de tu trabajo online
  • Qué tipo de información puedes obtener con la analítica web.
  • Cómo puedes utilizar los datos para impulsar los objetivos de tu negocio.

Aprenderás cómo te puede ayudar la analítica web a monitorizar y medir lo que los visitantes hacen en tu sitio web y así usar esa información para alcanzar tus objetivos comerciales.

¡Comenzamos!

Si se usa adecuadamente, la analítica web puede convertirse en la base de tu negocio en Internet, dado que puede medir el rendimiento del cualquier tipo de marketing online que lleves a cabo. Desde las búsquedas hasta los anuncios, las redes sociales, el correo electrónico y cualquier elemento intermedio.

Al mismo tiempo, la analítica web mide la actividad de tus visitas durante todo el proceso, desde la primera vez que visitan tu sitio web hasta el momento en que se convierten en clientes reales.

Para comprobarlo, pondremos un ejemplo. Imaginemos un hostal o una casa rural.

Uno de los objetivos de los hostales es recibir visitas en su sitio web para realizar reservas online; así es como ellos hacen dinero.

La analítica web puede hacer un recuento de las reservas que se han llevado a cabo, pero también recoger los datos más importantes que preceden y siguen a dicha reserva, es decir, del proceso completo que efectúa el cliente.

¿Qué significa eso? Pongamos por ejemplo el proceso que lleva a cabo un cliente antes de hacer una reserva. Si estás buscando alojamiento, por ejemplo, en Colonia (Alemania) para un viaje que harás en tres meses, quizás lo primero que hagas sea entrar en Internet y escribir «hostales en Colonia» en un buscador.

Después de efectuar la búsqueda, acabarás en la página de resultados y, una vez en ella, pasarás un rato haciendo clic en los enlaces de algunos hostales que puedan interesarte. Cuando llevas a cabo una búsqueda, entras en un sitio web y realizas una serie de acciones: Consultar la tarifa por noche. Mirar qué tipo de habitaciones están disponibles. Leer comentarios o testimonios para hacerte una idea más clara de cómo es el hostal. Visualizar algunas fotos para conocer las instalaciones. Y llegados a este punto, posiblemente aún no estés listo para hacer una reserva, por lo que seguirás echando un vistazo. Pero también podrías decidir que este hostal está bien e incluso podrías llegar a registrarte para recibir novedades por correo electrónico y asegurarte así de que no te pierdes ninguna promoción.

Dos semanas más tarde, ¿qué es lo que sabes? Llega un correo electrónico a tu bandeja de entrada ofreciéndote un 10% de descuento para las mismas fechas en las que estabas planeando viajar.

Hasta ese momento, has hecho una búsqueda exhaustiva pero aún no has hecho ninguna reserva, y ese correo electrónico es justo lo que necesitabas para tomar una decisión, así que haces clic en el correo electrónico, vuelves al sitio web y haces la reserva.

El poder de la analítica web es que puede ayudar a tu negocio a la hora de monitorizar lo que ocurre en cada etapa del proceso del cliente. ¿Quieres saber cuánta gente conoce tu negocio? Puede decirte si los buscadores te encuentran y desde qué tipo de páginas han sido redirigidos, y también si la gente participa de manera activa en tu negocio cuando acceden a tu sitio web. Por ejemplo, ¿le echan un vistazo y se registran para recibir novedades por correo electrónico o le dan a la tecla de volver en su navegador para pasar a la siguiente opción?

La analítica web también puede medir si los usuarios realizan las conversiones para los objetivos que te has propuesto. En nuestro ejemplo eran dos: en primer lugar, el registro para recibir el boletín por correo electrónico o newsletter y, en segundo lugar, la reserva en sí.

La analítica web puede decirnos si los visitantes vuelven y se convierten en clientes reales y, cuando se emplea adecuadamente, puede decirnos si estos clientes fieles se están convirtiendo en nuestros mejores publicistas, como por ejemplo si están compartiendo nuestro contenido con otras personas a través de sus redes sociales.

Una buena manera de hacer de la analítica web una poderosa herramienta que nos ayude a entender cómo usa la gente nuestro sitio web, y mejorar en consecuencia, es fijarse objetivos claros, específicos y cuantificables en cualquier etapa del proceso del cliente.

Utiliza la analítica web para monitorizar la consecución de tus objetivos e identificar los obstáculos que te surgen en el camino e impiden que los cumplas. Por ejemplo, el hostal podría tener como objetivo alcanzar un mínimo de 50 reservas al mes. Al usar la analítica web, podrías averiguar si el sistema de reservas resulta confuso, lo que podría provocar que los clientes potenciales interesados abandonen el sitio web y acaben haciendo la reserva en otro hostal.

Puede que no sean buenas noticias, pero evidentemente se trata de información útil, de forma que sabrás todo aquello que necesitas arreglar, para lo que tendrás que emplear más tiempo y recursos a la hora facilitar y agilizar el sistema de reservas. Y esa es la clave: la información no sirve de nada si no se actúa en consecuencia.

Hemos abarcado varios temas, así que vamos a recapitular. La analítica web puede ser la base sobre la que medir e impulsar tus esfuerzos en los medios digitales.

Puede ayudarte a monitorizar lo que está ocurriendo y a entender las diferentes etapas del proceso del cliente, poniendo de manifiesto las acciones que están funcionando bien y avisándote de las que necesitan una mejora. Así que fija tus objetivos, mide tus progresos y usa la información disponible para llevar tu negocio al siguiente nivel.

Por dónde empezar

Cómo registrar tu negocio

Cómo administrar tus perfiles locales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
¿Necesitas ayuda?